Es innegable que el coronavirus nos ha afectado a todos de una manera o de otra. Hemos pasado por una situación totalmente inesperada que nos ha llevado a estar confinados en casa, aislados de la sociedad, durante más tiempo del que hubiéramos pensado y tener que adaptar nuestra vida a ello. 

No obstante, el confinamiento, al igual que todas las situaciones vividas, nos ha hecho personas más fuertes, con más capacidad de resiliencia ante las adversidades y nos ha dejado innumerables aspectos positivos, tanto sociales como personales. 

  • Descenso de la contaminación

El dióxido de nitrógeno, uno de los principales contaminantes del aire se ha reducido de forma considerable en España durante el confinamiento. Al estar restringida la circulación por carreteras, ciudades y pueblos, el aire se ha podido purificar.

  • Naturaleza y animales

El canto de los pájaros, los delfines volviendo a las costas, más visibilidad de estrellas que antes estaban ocultas por la polución, ríos y mares más limpios, montañas y parques sin plásticos ni basuras… Con las calles vacías y en silencio, los animales han disfrutado de la calma y sin la actividad humana la naturaleza ha tenido un respiro. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish